Ensalada templada de alcachofas y brócoli

Ingredientes para 4 personas:

– 4 tomates grandes, maduros.

– 1 brócoli.

– 8 alcachofas.

– 2 cebollas medianas.

– sal de hierbas, albahaca seca, vinagre de manzana (o sidra) y aceite de oliva.

1. Limpiar las alcachofas, cortar los corazones en trozos pequeños (1/8) y ponerlos a hervir durante 15 min., con un chorrito de limón para que no se oxiden.

2. Transcurridos 10 min. de la cocción, añadir el brócoli, cortado a trozos pequeños, y acabar de hervir todo hasta que las verduras estén tiernas, pero al dente. Escurrir.

3. Mientras, limpiar y cortar los tomates y las cebollas.

4. Colocar todo en una fuente y aderezar al gusto (vinagreta de aceite albahaca, vinagre y sal).

Tiempo de preparación: 25-30 minutos.

Nivel de dificultad: Baja.

Comentario nutricional: receta vegetariana, exquisita y original, interesante para la temporada primaveral por sus propiedades desintoxicantes y antioxidantes. Ideal como entrante.

Aporta grandes cantidades de minerales, como el azufre de la cebolla, necesario para la mayoría de las funciones corporales, y el potasio, magnesio, hierro y calcio de las alcachofas, que favorecen el equilibrio del medio interno general de todo el organismo.

La alcachofa mejora la función del hígado y la vesícula biliar, favoreciendo la digestión y la desintoxicación general del organismo. Además, regula el nivel de glucemia en la sangre, estando indicada para el control de la diabetes, y contribuye a disminuir el nivel de colesterol. Posee también gran cantidad de agua, mucha fibra e inulina, por lo que es diurética, produce sensación de saciedad, regula el tránsito intestinal, y mantiene una flora intestinal saludable.

El brócoli es muy rico en minerales y vitaminas, y tiene multitud de propiedades beneficiosas para nuestro organismo, lo que hace que sea un alimento imprescindible en nuestra dieta.

El tomate, gracias a sus pigmentos y al licopeno que posee, confiere a esta receta propiedades antioxidantes. Además, aporta vitamina C, pro-vitamina A, y minerales (potasio, calcio,…)

La vinagreta de aceite de oliva virgen, vinagre de manzana, sal de hierbas y albahaca, además de conferirle un delicioso sabor al conjunto, le aporta a la receta cantidad de vitamina E (aceite), vitamina C (vinagre), minerales (sal de hierbas y vinagre) y sustancias activas antioxidantes, digestivas y antisépticas (albahaca, o hierbas aromáticas)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *