El brócoli

El brócoli (brassica oleracea italica) pertenece a la familia de las crucíferas.

Posee una forma similar a la coliflor verde pero sus pedúnculos florales están menos prietos o compactos, conformando un ramillete.

Es uno de los vegetales con más nutrientes y menos calorías.

El brócoli o brécol es muy rico en minerales y vitaminas, destacando el azufre, calcio, hierro, potasio, selenio, zinc, ácido fólico y vitaminas A, C, K.

Entre sus propiedades destacamos las siguientes:

  • Contiene importantes antioxidantes (vitamina C, Zinc, Selenio, SOD -superóxido dismutasa-, betacaroteno) que apoyan al sistema inmune eliminando radicales libres que desestabilizan las células del cuerpo y favorecen el envejecimiento.
  • Su aporte en compuestos azufrados tiene múltiples efectos: favorece la desintoxicación hepática, estimula la producción de bilis, favorece la calidad y regeneración del tejido conjuntivo (beneficioso para el dolor, reuma, artritis, artrosis,..), estimula el sistema inmunitario,…
  • Es beneficioso en casos de estreñimiento por su aporte en fibra.
  • El brócoli es ideal en dietas de adelgazamiento y en situaciones de sobrepeso ya que es muy pobre en calorías (25-32 calorías/100 gr.).
  • Muy conveniente en personas que necesitan vitamina K (evita las hemorragias).
  • Es ideal para personas que necesiten gran aporte de ácido fólico y hierro (embarazadas, convalecientes, personas anémicas,…).
  • Su aporte de Zinc favorece una mejor función sexual (regulación de la menstruación, problemas de próstata y de la calidad del esperma,…) y regula la glucemia.
  • Dispone de fitoestrógenos y calcio, siendo una verdura muy a tener en cuenta en la menopausia.

Es muy importante consumirlo bien fresco ya que, cuando empieza a amarillear, indica que ha perdido la mayoría de vitaminas y minerales. Lo ideal es lavarlo con agua fresca a chorro en lugar de sumergirlo para evitar que se pierdan algunos de sus nutrientes.

Existen multitud de formas de preparación. Es ideal al vapor o hervido como acompañamiento a carnes y pescados. También puede prepararse en crema, en purés de verduras, salteado,… ¡Incluso los más reticentes a las verduras en general, no podrán rechazar las delicias de brócoli!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *